Y al final una queja...

Ya avisaba en el post anterior de que un curso online creado al mismo tiempo que se imparte podría crear problemas. Y aqui va el primero:
Una alumna apunta que el curso es muy largo para las 20 horas en que está estipulado (2 créditos)... He de decir, en mi defensa, que mirando el tiempo que ha pasado en la plataforma, las 2 veces máximo que ha necesitado para realizar los tests (llegando al 100% sin problema) y lo rápido que lo ha hecho, no me creo nada de nada. Por otra parte, y haciendo de abogado del diablo, mandarles un email cada vez que hago un minitest de 5 preguntas puede saturar al alumno y hacerle pensar que el curso es más largo de lo que realmente es en realidad. Además los alumnos se conectan muchas veces a la plataforma para hacer poquita cosa azuzados por mis numerosos emails, por lo que su sensación de trabajar excesivamente aumenta... Añado también que si mis alumnos están un par de días fuera tendrán un par (o tres) de emails míos con 2 tonterías para hacer en Moodle, lo que les podría llegar a agobiar si no constatan primero que son 15 min/tontería en la plataforma máximo.

Puedo prometer y prometo que prepararé material para 2 horas y, entonces y sólo entonces, mandaré un mensaje a todo el grupo de Facebook anunciándolo. Supongo que no habrá más quejas (o al menos, si las hay, que sean como ésta).
Share/Bookmark
Posted on 19:33 by Marco A. Marhuenda and filed under , | 0 Comments »

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.