Invirtiendo el modelo: Buscando la excelencia y la competitividad en mis clases semipresenciales


Llegan del bachillerato anonimizados en el grupo, nadie levanta la voz., nadie pregunta nada; todos se quejan cuchicheando al unísono cuando perciben que en la universidad no va a ser suficiente con ir a clase y  quasi demostrar un conocimiento somero de la materia... quieren aprobar y ya está. ¿Cómo arreglamos esto?.
Es complejo. Este año se me ha ocurrido alabar en público a los alumnos brillantes (y hacendosos) que me entregan una buena práctica en su blog reenviándosela al resto de la clase (para ello puedo usar Google Groups, el foro de Novedades de Moodle, el acceso personalizado de la Universidad, incluso una lista de correo de GMail o Outlook...). El goteo de emails con trabajos brillantes de compañeros con nombres y apellidos les hará ver a todos qué les va a ocurrir en un futuro proceso de selección, en una oposición. Los alumnos que todavía se esconden entre la plebe sentirán el acicate del 10 del blog de Mengano en su bandeja de entrada y los avezados competirán entre ellos para alcanzar la matrícula de HONOR (espero). ¿Se acabó el panem et circenses?

Share/Bookmark
Posted on 9:04 by Marco A. Marhuenda and filed under , | 0 Comments »

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.