Profesor X dixit: ¿Cómo diablos introduzco la lección magistral de toda la vida en Moodle?

Yo ya intuía que a mi Profesor X. todo eso de la enseñanza basada en problemas se la iba a traer al pairo. El sólo quería modificar sus documentos de Word sin demasiado esfuerzo para que fuesen susceptibles de ser estudiados en Moodle por sus alumnos. Eso sí, no quiere colgarlos tal cual en la red, ya que ha leído mis diatribas contra las Fotocopiadoras Virtuales (que es en lo que degeneran muchas plataformas de e-learning) y se avergüenza de haber usado viejos métodos con nuevas tecnologías y además habiendo prescindido de la clase presencial obligatoria. "Mis alumnos lo pasaron mal", me confiesa, "no había clase presencial, se relajaron y al final de curso se metieron entre pecho y espalda cientos de folios que se bajaron en pdfs del Moodle para vomitarlas en un examen teórico de los que se olvida todo a la media hora".

Después de pensar un poco en las palabras del Profesor, y como uno ya le tiene cierta confianza, le receté lo siguiente:

"Si tuvieses 20 años menos te hablaría de ExeLearning, sin embargo te aconsejo que sigas con tu Word, que añadas mil y un hiperenlaces web donde seguramente contarán las cosas mejor que tú y que yo podamos hacerlo jamás, que dividas tu asignatura en ficheros en de estudio de 40 minutos, que marques la sesión actual en Moodle, que para cada sesión coloques de 20 a 40 preguntas test para que los alumnos sepan si han asimilado bien los conocimientos, que parte de la nota la calculará Moodle automáticamente a partir de dichos cuestionarios. Espero que te sirva estimado Profesor"

Hoy he recibido un email suyo diciendo que él no va a ser menos, y que va a abandonar su Word por el ExeLearning para sentir la brisa fresca de la juventud más innovadora. Y es que sólo era cuestión de jugar un poco con su ego y con su edad.

Share/Bookmark
Posted on 12:59 by Marco A. Marhuenda and filed under , | 0 Comments »

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.