Acaba de fenecer mi vetusto portátil y...

por fin creo firmemente en que la 'moda' de la web 2.0 es verdaderamente útil y placentera. Hace un par de años habría tenido que correr a echar mano de una caja de cd's con el Office y buscar mi backup en un regrabable de los primeros que salieron, perder algún archivo importante o vete tú a saber qué otra tortura informática basada en buscar software y datos entre cajas y cajas de CD's para volverlos a instalar en el ordenata de repuesto. Ahora, simplemente he sonreído cuando mi Toshiba Tecra, un anciano de 7 años hiperamortizado, ha pasado a mejor vida. Ni corto ni perezoso he abierto el navegador de un ordenata cualquiera del Aula de Computación del CIO para seguir programando, preparando cursos y escribiendo este post como si nada hubiera pasado... 
Después de comer miraré un portátil nuevo de no más de 600 euros y pediré información usando mi correo de la universidad. Añadir, en pleno arrebato 2.0, que hace un añito que a marco@umh.es lo leo desde GMail . Y, como no podría ser de otra forma perteneciendo GMail a Google, dicho cliente de correo es vía web y no se ha enterado del desgraciado fallecimiento del portátil.
Realmente GMail almacena en servidores de Google todos mis mensajes, en sus casi 8 Gigas de tamaño de buzón al 12% de ocupación nada más. Por lo tanto todos mis correos y mis contactos siguen ahí, como jamás habría podido ni soñar cuando me peleaba con inmensos archivos pst de Outlook que me ralentizaban mi ordenata a más no poder e intentaba migrarlos a otro PC cuando alguna desgracia ocurría, perdiendo tiempo y agotando paciencia. Abro también mis documentos de Google Docs, escucho alguna canción de moda en mp3 almacenada en mi cuenta de Box.net, compruebo mi agenda en Google Calendar y todo sigue maravillosamente igual, como si tal cosa.

Share/Bookmark
Posted on 14:17 by Marco A. Marhuenda and filed under , , , , | 0 Comments »

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.