De los cuestionarios de Moodle: Pros y contras.

Lo primero que pensé cuando comencé a familiarizarme con los cuestionarios de Moodle fue:

  1. NO perder mi trabajo si, por ejemplo, se cambia de plataforma.
  2. Reaprovechar los cuestionarios hechos usando Hotpotatoes en mi anterior web de Redes de Computadores.
  3. Que Moodle manejase adecuadamente la base de datos de preguntas test para realizar los cuestionarios.

Veámoslo:

  1. Moodle soporta los formatos stándares GIFT, WebCT, XML etc...
  2. Moodle importa los formatos de Hot Potatoes perfectamente.
  3. Cualquier cambio hecho en una pregunta test de un cuestionario, se refleja en la
    base de datos de cuestiones y al revés. Las cuestiones se pueden agrupar en categorías para facilitar su manejo. Podemos seleccionar cuestiones aleatoriamente, aportar un feedback al alumno cuando responde. Mis cuestiones pueden ser reaprovechadas por profesores de otros cursos en la misma instalación de Moodle (es el caso de las Físicas de Carlos Pastor y Ramón Castañer en el Moodle de campus.) etc...

Por lo que se cubrían casi todas mis expectativas excepto la imposibilidad de que las preguntas erróneas restasen y que al importar preguntas (desde HotPotatoes por ejemplo) apareciese su encabezado en el listado para poder identificarlas fácilmente, además las cuestiones son estrictamente públicas o privadas, no puedo dar permisos a unos profesores sí y a otros no...
Y es que aun siendo un "irredento moodleariano", no todo va a ser "miel sobre hojuelas".
Share/Bookmark
Posted on 20:39 by Marco A. Marhuenda and filed under | 0 Comments »

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.